Durante la última década, los avances en tecnología y telecomunicaciones vienen ofreciéndonos un nuevo abanico de opciones para hacer las cosas.

Hace 25 años era casi imposible pensar en trabajar para una empresa sin tener que asistir todos los días a la oficina en un horario extenuante, lejos de la casa y de la familia.

A principios de siglo, comienza una tendencia creciente a tener oficinas en casa, especialmente para los FreeLancer.

A nivel mundial esa tendencia también se comienza a probar en algunas empresas, quienes permiten a ciertos niveles de empleados, trabajar algunos días desde sus casas.

Lentamente este estilo de vida se ha venido implementando, adaptando y perfeccionando. Ha sido un aprendizaje lento pero que hoy en día se puede decir, que ya está en su etapa madura.

En este artículo mencionaremos algunas claves para trabajar remotamente y tener éxito sin importar si eres FreeLancer o trabajas para una empresa.

 

  1. TENER UN LUGAR DEDICADO SOLO PARA TRABAJAR.

Cuando empezamos a trabajar desde nuestra casa, lo primero que notamos es que podemos hacerlo desde cualquier lugar, incluso desde tu cama, pero esto no es buena idea, debes aprender a separar tu lugar de trabajo y tu lugar de descanso.

Al tener un lugar dedicado para trabajar, además tendrás un espacio físico donde puedas atender juntas por video de manera profesional. No lo hagas desde tu comedor mientras tus hijos y/o tu pareja están almorzando (es una exageración, pero es el punto al que quiero llegar).

Nunca lleves el trabajo a tu habitación a menos que sea realmente una emergencia.

Ya que tienes toda esa libertad en tus manos, es muy fácil caer en incumplimiento de tus entregas de proyectos a tiempo, crea un cronograma con fechas de entrega y fechas importantes a nivel laboral, cuantas horas te llevará hacer cada proyecto y divídelas en días, de esta manera siempre sabrás con que tiempo cuentas realmente.

Trabajar desde casa no significa que no vas a trabajar, significa que vas a trabajar de una manera diferente.

 

  1. DISCIPLINA Y FUERZA DE VOLUNTAD.

Éste punto es MUY importante, ya que al estar en tu casa y sin supervisión vas a tener la libertad de hacer tu trabajo en el momento que desees, pero esta libertad es un arma de doble filo; sino la sabes manejar, te verás muy estresado por las fechas límite, tu productividad bajará dramáticamente y esto puede afectar tu imagen profesional.

Establece tiempos para trabajar, no necesariamente a una hora especifica cada día, pero si una cantidad de tiempo y cumple con tu cronograma.

 

  1. CUIDA DE TI.

Todos los días arréglate para ir a tu home office, la ventaja es que puedes ir en sandalias y shorts, algunas personas pueden caer en una rutina que no es sana al perder la costumbre de salir de sus casas y socializar, el peligro de esta situación es que pueden dejarse de preocupar por si mismos ya que nadie los está viendo, como seres humanos necesitamos dedicar tiempo a todo, es importante salir, respirar aire fresco, ver personas, interactuar, hacer deporte, ir al cine, salir a cenar, hacer lo que te guste.

Debes encontrar un balance entre tu trabajo y tu vida personal, al trabajar desde casa ese balance es más difícil de encontrar ya que puedes encontrarte en un punto donde, o le dedicas todo el tiempo al trabajo o todo el tiempo a tu vida personal. Ten en cuenta esto.

 

  1. TECNOLOGÍA.

Para trabajar desde casa debes contar con al menos 4 de estas herramientas: una buena laptop, un Smartphone, email, Skype, Hangouts o cualquier plataforma para videoconferencias, una buena conexión a internet, plan de llamadas y datos con tu operador de celular, una Tablet, WhatsApp, TeamViewer, Dropbox, Google Drive.

Ya que estás trabajando desde casa, debe ser fácil contactarte y compartir información, debes ofrecer la posibilidad de hacer juntas por videoconferencia, siempre dar la sensación de que a pesar de que estás en tu casa, el trabajo sigue siendo muy importante para ti y que estás disponible a pesar de la distancia.

Las posibilidades son infinitas, hoy en día la tecnología nos permite interactuar de muchas maneras, saca provecho de esas ventajas.

 

 

 

 

Compartir
Artículo anterior¿Carreras de éxito?
Artículo siguiente¿Tener la Razón o mantener la Relación?

Graduada en la Universidad EAFIT en Medellín, Colombia.Gerente Comercial y de Mercadeo en le Parque Temático Hacienda Nápoles y Hoteles del mismo grupo. Amplia experiencia en el área comercial, especificamente en atencion a clientes y ventas. Gusto y habilidad en negociacion y recursos humanos.