La inteligencia emocional ha sido tema desde hace muchos años, su principal precursor es el psicólogo Daniel Goleman que se hizo las siguientes preguntas: ¿Por qué no siempre el alumno más inteligente termina siendo el más rico?, ¿Por qué unos son más capaces que otros de enfrentar contratiempos y superar obstáculos?, ¿De qué depende esto? Según Goleman es la inteligencia emocional la que nos permite tomar conciencia de nuestras emociones, comprender los sentimientos de los demás, tolerar las presiones y frustraciones que soportamos en el trabajo, acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo y adoptar una actitud empática que nos brindará más posibilidades de desarrollo personal.

Se dice que los líderes más exitosos tienen alta inteligencia emocional además de contar con un alto nivel de IQ (coeficiente intelectual). El IQ por sí solo no es determinante del éxito profesional, en una posición de liderazgo el intelecto pierde su poder para determinar quién se maneja mejor en sus relaciones con los demás, quién muestra sus habilidades en la empatía, la disciplina, el orden, la división del trabajo, etc. Es la combinación del IQ y la inteligencia emocional lo que logra hacer que una persona sobresalga de las demás.

La inteligencia emocional es mucho más que ser empático, es mostrar un entendimiento profundo de la propia conciencia y de la de los demás, es ser capaces de manejar las reacciones emocionales y mantener una fuerte relación con los demás.

La inteligencia emocional puede ser aprendida desde la escuela en los niños y puede ir mejorando mediante un esfuerzo constante. Estará determinada también por el temperamento natural de cada persona que tendrá que descubrirlo y  mejorarlo.

En conclusión para ser exitosos la inteligencia emocional debe trabajar en conjunto con la inteligencia intelectual y pueden ambas ir mejorando con el tiempo. Necesitamos diferentes tipos de inteligencias para funcionar como mejores individuos. Trabajemos en estas dos habilidades para ser mejores líderes en nuestro futuro.

Compartir
Artículo anteriorDesarrollo de la Maestría Personal
Artículo siguienteTrabajando duro o… ¿durando en el trabajo?

Coach Empresarial en Blue Thinking México. Certificada por Mediat Coaching. Impulsa la creación de culturas organizacionales, concientiza y motiva a los líderes de las organizaciones. Especialista en Perfiles de personalidad (DISC) para mejorar habilidades y competencias gerenciales. Instructor para ISAVIA y BTB Consulting en temas de liderazgo, servicio y equipos de alto rendimiento.
Linkedin: Faride Estevané