El ejecutivo emocionalmente inteligente es aquel que ha tomado consciencia de la forma en que sus pensamientos y emociones influyen en su efectividad personal, en consecuencia, se ha entrenado para gestionar sus propias emociones y sabe comprender e interactuar eficientemente con las de los demás.

Aquí les dejo cuatro tips para mantener a un equipo motivado desde la perspectiva de la inteligencia emocional

1.-  Las emociones son un poderoso motivador.

Las personas podrán olvidar que les dijiste o que les hiciste, pero siempre recordarán como las hiciste sentir. El líder emocionalmente inteligente siempre toma acciones que hacen sentir a los miembros del equipo que su trabajo es importante y que valoran su aportación en cada proyecto.

2.- La estrategia más poderosa para aumentar la motivación es enfatizar el progreso.

Crear carreras de avance dentro de las empresas hace que la motivación se permanente. Un éxito menor pero constante motiva mucho más a las personas que un éxito aislado.

3.- Establecer objetivos de orden superior.

Además de los objetivos normales de cada uno de los puestos, establecer por escrito objetivos en los que las personas sepan lo que su trabajo aporta a la sociedad. Por ejemplo: un barrendero en Disney sabe que con su trabajo diario contribuye a crear momentos de felicidad para los niños y las familias que visitan los parques.

4.- Crear una secta (o casi).

Un lugar donde todos los integrantes comparten los mismos valores. Se hacen reuniones para reflexionar sobre los ideales (misión y visión) de la empresa. Hay un código de conducta establecido que se repasa y se respeta.

 

Saber escuchar a las personas permite saber qué es lo que más le motiva, puede ser el dinero, el logro o el reto. Sin embargo, estos motivadores pueden ser trascendidos si el Líder promueve emociones positivas dentro de la organización.

Compartir
Artículo anterior5 tipos de ingresos pasivos
Artículo siguienteLas reglas hay que seguir para un mínimo de caos vivir

Consultor independiente dedicada principalmente a la capacitación. Se especializa en la implementación de programas de Cultura Organizacional en grandes y pequeñas empresas. Entre sus cursos destacan los relacionados con actitudes, servicio a clientes y
desarrollo de Inteligencia Emocional. Actualmente se enfoca en promover el desarrollo dela Inteligencia Espiritual dentro de las organizaciones.