Los hábitos que vamos adquiriendo a lo largo de nuestra vida dicen mucho de nosotros y de la forma en que nos relacionamos con los demás. De estos hábitos depende que seas una persona sana o enferma, próspera o pobre, amigable o solitaria, triunfadora o resentida, etc. La buena noticia es que puedes cambiarlos en el momento que lo decidas y darle un giro a tu vida.

A continuación te explico algunos consejos para cambiar de hábitos:

1-. Conecta el cambio que quieres hacer con tu visión:

Debes aceptar que el cambio que vas a realizar es para lograr una meta específica y que va de acuerdo con tu visión de lo que quieres en tu vida y no sólo cambiar porque está de moda o porque alguien más te lo pide. Por ejemplo hacer ejercicio, ¿lo voy a hacer porque quiero ser más saludable y cuidar mi cuerpo o porque está de moda ir al gimnasio?

2-. Adopta un hábito por 21 días:

Los expertos en el tema aseguran que le toma a tu cerebro cambiar un hábito en 21 días, es por eso que debes comprometerte a cumplirlo sin fallar durante ese tiempo  y no te arrepentirás una vez que lo hayas logrado.

3-. Enfócate en lo que quieres, NO en lo que estás eliminando:

La mayoría de las veces nos enfocamos en lo que estamos dejando en lugar de lo que queremos lograr. No te enfoques en el sacrificio, enfócate en el logro. Por ejemplo, si estás a dieta no te enfoques en lo que NO puedes comer mejor  piensa en lo bien que te vas a ver cuando logres bajar de peso.

4-.Realiza los cambios poco a poco:

Es un error muy común  querer hacer muchos cambios al mismo tiempo, dejar de fumar, ponerse a dieta, ir al gimnasio, cambiar de imagen, todo junto.  Lo único que vas a conseguir es agotarte y acabar muy cansado y regresar a tus hábitos de siempre. Hay que comenzar poco a poco, elige uno o dos hábitos con los que quieras comenzar ya que los hayas modificado entonces puedes agregar otros. Recuerda, no es una carrera es un proceso.

5-. Se preciso en el hábito que quieras desarrollar:

¿Qué acción vas a realizar específicamente para cambiar tu hábito?, Por ejemplo si quiero ser más culto, entonces voy a leer un libro al mes. Establece acciones concretas y realistas que vas y puedes a cumplir.

6-. Crea un ambiente de soporte:

Necesitas desarrollar un ambiente que facilite la creación del hábito y te aleje de la tentación de volver atrás. Por ejemplo, si quieres crear el hábito de hacer ejercicio lo mejor es que te inscribas a un gimnasio con horario abierto y cerca de tú casa o trabajo a que hagas ejercicio en tu casa frente a la TV con el refrigerador  lleno de comida para cuando acabes.

 

Todos podemos cambiar lo que no nos gusta sin importar el tiempo que llevemos haciéndolo  lo importante es que decidamos hacerlo por las razones correctas y que nos ayuden a ser mejores de lo que somos. Estos son algunos consejos que te pueden ayudar a cambiar un hábito que ya no quieres en tu vida. Recuerda que siempre podemos ser la mejor versión de nosotros mismos solo depende de que tanto estemos dispuestos a trabajar en ello para lograrlo.

Compartir
Artículo anteriorDe puñetazos, hamburguesas y golazos
Artículo siguiente5 tipos de ingresos pasivos

Coach Empresarial en Blue Thinking México. Certificada por Mediat Coaching. Impulsa la creación de culturas organizacionales, concientiza y motiva a los líderes de las organizaciones. Especialista en Perfiles de personalidad (DISC) para mejorar habilidades y competencias gerenciales. Instructor para ISAVIA y BTB Consulting en temas de liderazgo, servicio y equipos de alto rendimiento.
Linkedin: Faride Estevané