El sistema nervioso está compuesto de tu cerebro, tu columna espinal y muchos nervios que se entrelazan entre sí. El sistema nervioso es súper poderoso y puede influir críticamente en tu meta de quemar grasa corporal ya que determinará cual combustible es mejor utilizar para tu cuerpo para su salud y supervivencia. Hablemos de dos zonas: zona roja y zona verde.

  • Zona roja

La zona roja es aquella donde vivimos estresados, atareados, preocupados por el futuro, todo urge.

  • Zona verde

La zona verde es aquella ideal para relajar, para que nuestro organismo funcione adecuadamente para digestión, reparación, reproducción… Mientras nos centremos en la zona verde será mucho más fácil para nuestro cuerpo bajar de peso.

¿Cómo saber si estás en zona roja? Aquí te presento algunos síntomas:

  • Te sientes estresado la mayor parte del tiempo.
  • Tienes antojos por azúcar o carbohidratos todo el tiempo.
  • Normalmente no duermes bien por las noches.
  • Sin importar cuanto ejercicio hagas o que tan bien comas no logras llegar a quemar grasa corporal.
  • Estas cansado la mayor parte del tiempo.
  • Sientes que todo es urgente.
  • Tienes problemas digestivos, te inflamas con facilidad después de comer.
  • Tus hormonas están en desbalance.

Estar en ésta zona, le comunica a tu cuerpo que no estás seguro, que estás en peligro y que necesitas almacenar grasa corporal en lugar de quemarla para sobrevivir. Por lo que es sumamente importante estar menos tiempo en esta zona para tener una mejor energía y disminuir grasa corporal.

Estoy segura que palomeaste por lo menos 3-4. No te preocupes aquí te diré 4 soluciones para corregir el camino y cambiar a la zona verde:

1.- Evita la cafeína.

Estudios demuestran que la cafeína emite una señal a tu sistema nervioso que produzca adrenalina. La adrenalina le dice a tu cuerpo que está en peligro, en zona roja. En su lugar ve por algún té herbal libre de cafeína.

2.- Analiza cual es la verdadera urgencia de las cosas.

Sé que hay urgencias como ir por los niños al colegio y el tráfico está horrible pero otras como tener que leer 100 e-mails. Te aseguro que de tantos sólo unos cuantos son importantes. Escoge los importantes y los demás léelos con calma.

3.- Directo a la zona verde.

Practicar de Yoga, Taichí o mi favorita, la meditación/agradecimiento te llevarán directo a la zona verde. Cuando agradeces tu sistema nervioso no puede procesar estrés y agradecimiento al mismo tiempo, por lo que bloqueará al estrés y automáticamente te situará en la zona verde.

4.- Sé consciente de tu respiración.

Literal respira como bebé, ¿has visto como respiran al dormir? Al inhalar expande tu abdomen y posteriormente exhala pausadamente. Esta práctica comunicará a todas tus células que estas a salvo y que es en ésta zona dónde empezarás a utilizar tu grasa corporal como energía. Trata de hacer por lo menos 20 de éstas respiraciones.

Son simples rutinas que puedes empezar a implementar en tu día a día y verás que junto con el ejercicio adecuado (sin estresar demasiado al cuerpo) y una alimentación basada en alimentos verdaderos y enteros, comenzaras a quemar grasa y tener tener un cambio muy favorecedor.

Compartir
Artículo anterior5 infalibles para tener vigencia en el mercado
Artículo siguienteQuiero un negocio milagro

Health Coach de Nutrición Holística por el Institute of Integrative Nutrition de la Universidad de Nueva York y propietaria del Centro Integral de Acondicionamiento Físico Fast20. Nutrición y Naturismo por Antalsat. Sports Nutrition Certification por BodyMind Institute. Enfocada al fitness y bodybuilding por medio de una alimentación natural, mediante recetas fit y nutrición para niños.