Mucho se habla de vivir relajado, sin preocupaciones; pero cómo dejarlas de lado en un mundo que nos atormenta con problemas ya sea en el trabajo, en la familia, con la pareja o en cualquier lugar.

Estos problemas pueden ser reales y otras veces son imaginarias, solo existen en nuestra mente. Imaginamos cosas terribles y nos torturamos pensando en respuestas y soluciones a situaciones que ni siquiera han ocurrido o que ya sucedieron y no hay nada que hacer al respecto.

Existe una filosofía ancestral llamada la Filosofía Zen, que es el arte de ver dentro de nuestro propio ser y nos ayuda a liberarnos de las ataduras de nuestra mente que originan las causas del sufrimiento.

Esta filosofía se basa en vivir aquí y ahora, el pasado ya quedó atrás vive solo a través de nuestros recuerdos y el futuro es solo nuestra imaginación trabajando. Para poder vivir en el aquí y ahora te damos los siguientes consejos:

1.- Presta atención a lo que haces:

Concéntrate en lo que haces, ya sea si estás escribiendo, haciendo ejercicio, leyendo; ata tu mente a esa actividad y no permitas que vuele a otro lugar.

2.- Se fiel a tus sentimientos:

Escucha tu corazón. Nuestros sentimientos y emociones son indicadores de qué tan alineados estamos con nuestro propósito.

3.- Ámate a ti mismo:

El amor por ti mismo es el más importante que puedas sentir. Te garantizará bienestar, te ubicará en situaciones cómodas para ti, te permitirá tener relaciones que partan del amor y del respeto. Acéptate y ámate cómo eres.

4.- Aprende a soltar:

Dejar ir es una de las premisas básicas de la filosofía zen del aquí y ahora, atarte a algo te limita, no te deja crecer, deja ir lo que te hace daño, lo que te encadena, los pensamientos que te hacen daño. Toma la experiencia para tu aprendizaje suelta y vive nuevas experiencias.

5.- Se honesto contigo mismo y con los demás:

La honestidad te permitirá decidir mejor, te permitirá reconocer tus limitaciones, tus errores, tus aciertos, tus fortalezas y construir relaciones más sólidas con otras personas.

6.- Ten en cuenta tus deseos:

Que tus deseos ocupen lugares prioritarios al tomar decisiones, pensar en tus deseos y trabajar para que se materialicen es una muestra de amor propio

7.- Se responsable de ti mismo y del mundo:

Eres la persona más importante que tienes a cargo, cuídate y cuida a tu mundo, tu espacio, tu entorno hazte responsable de lo que te corresponde.

8.- No te opongas a la corriente:

No te resistas, mientras mayor capacidad de adaptación tengas ante los cambios te será más sencillo disfrutar de una vida plena.

9.- Encuentra la paz interior:

Este debe ser el fin último. Encontrar paz no es una tarea sencilla si nuestra mente toma el control, tu paz no depende de una persona o de una situación, dependerá de ti, de tu conexión con tu esencia y si lo consigues lo procurarás siempre.

Si logras mantener estos pasos vivirás una vida tranquila a pesar del ajetreo de la vida moderna y de los problemas que conlleva. El Zen es una disciplina y por ello hay que practicarla constantemente para lograr dominarla. Es por eso que hoy en día muchos empresarios, banqueros, artistas, profesionales y personas comunes la aplican para poder lograr la paz y la serenidad que les brinda el vivir en el Aquí y Ahora y les permita ser exitosos en sus vidas al igual que a ti.

Compartir
Artículo anteriorLujos vemos, deudas no sabemos
Artículo siguienteCamino al trabajo sin piedras en los zapatos

Coach Empresarial en Blue Thinking México. Certificada por Mediat Coaching. Impulsa la creación de culturas organizacionales, concientiza y motiva a los líderes de las organizaciones. Especialista en Perfiles de personalidad (DISC) para mejorar habilidades y competencias gerenciales. Instructor para ISAVIA y BTB Consulting en temas de liderazgo, servicio y equipos de alto rendimiento.
Linkedin: Faride Estevané