Seguro habrás leído varios artículos que nos hablan de cómo hacer dinero, pero en esta ocasión tocaremos el tema de cómo no perderlo e incluso proteger el que ya tenemos. 

Cuando venimos de una cultura de gasto, estamos acostumbrados a realizar pagos por cosas que incluso no necesitamos o no forman parte de gastos prioritarios en nuestras vidas. Tener dinero es una fortuna en estos días y ya que logramos tenerlo, no logramos retenerlo. Queremos tener un buen  nivel de vida sin darle importancia de donde sacamos el dinero, y ese es el debacle de nuestra historia y empieza la pérdida de lo que pudiera ser nuestro patrimonio. No hay estudios académicos que nos garanticen el cuidado del patrimonio, por lo que requerimos de la experiencia para poder llevar a cabo las acciones necesarias para evitar el despilfarro de nuestro dinero.

Conocemos muchos casos de celebridades que lograron ser famosos y tuvieron que pasar por la penosa experiencia de perder su dinero por malos manejos y excesos desmedidos. Probablemente también sepamos de algún amigo o familiar que así como lograron ganar dinero, se permitieron perderlo por no controlar sus impulsos.

Te menciono 5 acciones que te van a ayudar a evitar perder tu dinero:

Prudencia.- La sencillez y la humildad son dos componentes importantes para ser prudente. Una cosa es vivir con lujos y otra es comprar activos en exceso. Tu status no lo determina únicamente lo que posees, sino una serie de acciones que lo complementan. Cuando tienes dinero, aparecen amistades y acercamientos de gente que te busca sólo por eso.

Control.- Maneja presupuestos para poder controlar de dónde viene y hacia dónde va tu dinero. En las entradas grandes de dinero tenemos la tendencia a malgastarlo, por lo que con tu presupuesto y disciplina para cumplirlo, evitarás gastarlo en cosas que no necesitas o que no son estrictamente necesarias en ese momento.

Análisis.- Cada gasto y cada inversión requieren de un estudio de tus mejores opciones. Busca gastar o invertir en negocios o gastos seguros, que logren retorno de tu inversión o que logre rendimientos. No se trata de gastar por gastar, ni invertir en todos los negocios que te propongan. Este análisis, por pequeño que sea, evitará metas el dinero donde no debes.

Utiliza recursos propios.- Recuerda que la tasa de ahorro siempre es menor que la de endeudamiento, así es que evita los créditos de terceros mientras te sea posible. Usar tu propio dinero te asegura por lo menos un mayor cuidado a la hora de invertir. No hay crédito barato. Usar créditos no es malo, usarlos en exceso, sí.

Ahorra.- Destina una cantidad específica de tus entradas para guardarlo como ahorro y que éste te sirva para situaciones que te permitan crecer. Procura determinar un porcentaje fijo de tus ingresos e inmediatamente ponerlo en inversión o en otra cuenta para que no sea una tentación para ti al momento de requerir dinero para tu operación. Te asombrarás de lo que puedes hacer con esta acción.

Utiliza a la gente de tu alrededor que cuenta con experiencia en el manejo de dinero para que te enriquezcas de ese conocimiento y optimices tu dinero. No permitas que el dinero te haga accionar por instinto, debes tenerlo y luego pensarlo. Cuando logres la disciplina de cumplir con estas acciones, tu dinero trabajará por ti. No dejes que te gane el impulso, ni pierdas la cabeza por él. Recuerda el trabajo que te costó ganar el dinero, así es que dale un lugar privilegiado para que te ayude a generar más y logres crecer tu patrimonio.

Compartir
Artículo anterior5 frases para emprendedores con hambre de crecer
Artículo siguiente5 tips para mejorar la administración financiera en tu empresa

Director del despacho GP CONSULTORES, despacho de consultoría a empresa PyMES con enfoque a contabilidad y finanzas. Columnista en MILENIO Yucatán. Conferencista en temas de emprendimiento, mercadotecnia y enfoque de vida. Empresario y emprendedor.
Consultor y capacitador certificado. Contador Público con maestría en mercadotecnia. Filosofía de vida: NO DEJES DE CREER!!!