Cuando hablamos de espiritualidad o religión viene a nuestra mente una serie de cultos y creencias en cosas que no podemos ver, pensamos que es cuestión de tener fe en conceptos sublimes que están más allá de este mundo.

La Inteligencia Espiritual, a diferencia de la espiritualidad y la religión, es una serie de aptitudes que somos capaces de desarrollar y nos llevan a una mayor plenitud en todos las áreas de nuestra vida y a tener resultados en cosas muy palpables que “si” son de este mundo, es más, puede convertirse en un factor determinante para nuestra efectividad personal.
La Inteligencia Espiritual te permite hacerte consciente de que tienes un yo (ego) pero eres algo mas transcendental (tu verdadero Ser). Esta consciencia te lleva a desarrollar ciertas aptitudes tales como:

1.- Liderazgo interior.- La Inteligencia espiritual te permite hacerte consciente de tus propios pensamientos y convertirte en el líder de ti mismo. El liderazgo interior consiste en tener la capacidad de aceptar aquellos pensamientos que te potencializan e ignorar y desechar los que te atemorizan y minimizan. Eres el amo de tu mente, no su esclavo, aunque a veces no lo parezca.

2.- Asumir intención positiva.- La personas con Inteligencia Espiritual, no están a la defensiva y pensando que todo saldrá mal o que las personas con las que tratan quieren perjudicarles. Al asumir una intención positiva en las personas y en el mundo, se vuelven más cooperativas y canalizan su energía a cosas más creativas y constructivas.

3.- Estar aquí y ahora.- Nuestros pensamientos suelen llevarnos del pasado al futuro tratando de resolver posibles catástrofes o recordando cosas que ya no están. La efectividad y el poder personal están en el momento presente. Las personas con Inteligencia Espiritual tienen la habilidad de ocupar sus cinco sentidos en el momento presente lo que impacto en el resultado actividad que realicen

4.- No prejuzgar.- La Personas con un elevado coeficiente de Inteligencia Espiritual, reconocen que cada persona es en sí un universo, que nadie piensa exactamente como ellos piensan, ni actúan como ellos actúan. El hacer a un lado el juicio suelen ser mejores escuchas y desarrollan una verdadera empatía.

Cada vez son más las empresas que se ocupan de manera directa o indirecta a desarrollar estas aptitudes en los integrantes de sus equipos de trabajo, las habilidades técnicas sumadas al compromiso son potencializadas cuando hay un desarrollo de la conciencia.

Compartir
Artículo anterior10 beneficios del coaching en tu empresa
Artículo siguiente¿Problema de género, problema de adultos?

Consultor independiente dedicada principalmente a la capacitación. Se especializa en la implementación de programas de Cultura Organizacional en grandes y pequeñas empresas. Entre sus cursos destacan los relacionados con actitudes, servicio a clientes y
desarrollo de Inteligencia Emocional. Actualmente se enfoca en promover el desarrollo dela Inteligencia Espiritual dentro de las organizaciones.